Juntas emprendemos

Juntas emprendemos es una formación sobre empredizaje social dirigido a mujeres con un proyecto o idea de negocio. Podemos decir, resumiendo mucho, que con este programa se busca promocionar y visibilizar proyectos emprendedores cooperativos de mujeres. Hasta ahora realizado en Euskadi, Madrid, Cataluña y Aragón, ha tenido dos ediciones (2015 y 2016). Varias entidades socias y colaboradoras de estos territorios trabajan en red para que este programa se lleve a cabo y yo he tenido la suerte de participar en la última edición de 2016.

La formación que hemos recibido aquí en Euskadi ha sido diseñada y coordinada por ColaBoraBora y se llevó a cabo en la Plaza de la Cantera. Participamos una veintena de mujeres, cada una con nuestro proyecto o proto-proyecto. Proyectos muy diversos, mujeres hetereogéneas y a simple vista podría decirse que sin mucho que ver entre nosotras salvo el hecho de ser mujeres.

Las metodologías y acciones propuestas fueron muy útiles para aprovechar al máximo las sesiones. Sesiones de 4 horas semanales con mucha chicha. Cada sesión era temática y trabajamos contenidos referidos a pre-emprender (desarrollo de capacidades y habilidades individuales, desarrollo del sentido de la iniciativa, gestionar los miedos, creatividad y pensamiento divergente, capacidades de colaboración, comunicación, etc.), y aprender a emprender (prototipado de la idea de negocio, herramientas de gestión, financiación, marketing y comunicación, etc). Lo explica mejor ColaBoraBora en este post específico sobre la metodología y materiales formativos en el que puedes incluso descargarte el paquete de materiales utilizados en Juntas Emprendemos en Bilbao.

Juntas emprendemos como formación y experiencia ha supuesto un giro importante en mi vida profesional y también personal. Trabajamos duro y nos sumergimos, algunas más y otras menos, en el proceso durante los 6 meses que duró la formación. Cada una en la medida de nuestras posibilidades y circunstancias personales pero comprometidas con nosotras mismas a tope. He aprendido muchas cosas de este proceso. Me ha ayudado a; centrar mi actividad profesional, a pensar y definir lineas de negocio, a quitarle miedo a la palabra negocio o empresa, a verme y vivirme a mi misma como emprendedora, a identificar mis fortalezas y debilidades, a poner en valor la red que ya tengo y la que puedo crear, a detectar apoyos, a distinguir el trabajo remunerado y la militancia, a tomarme en serio y apostar, así como a relativizar y no perder de vista lo que realmente es importante en mi vida incorporando un enfoque consciente feminista a mi actividad (la reproductiva y la productiva) y proyecto como ilustradora. He aprendido a lo importante que es cuidar y organizar mis tiempos, a poner limites siempre buscando la sostenibilidad sin dejar de jugar y tener espacio para soñar, a buscar y creer en el carácter social y transformador de mi proyecto, a enfrentarme a los números y poner precio a mi trabajo, a tener una relación más sana con el dinero, a aprender de las demás y de mí misma en grupo, a medir mis fuerzas o al menos saber lo necesario que es hacerlo (aunque a menudo se me olvide), a descubrir cual es mi apuesta de valor. Podría seguir enumerando cosas pero lo más importante es que he desarrollado mi plan/modelo de negocio y creado esta web. Aún queda mucho por hacer y mejorar, pero estoy agradecida por haber tenido la oportunidad de estar acompañada por estas mujeres que al igual que yo trabajan y luchan por sacar adelante sus proyectos.

Si estas interesada en conocer más sobre el programa visita la web de Juntas empredemos.

A continuación algunos dibujos y notas que hice durante esos meses.

Puede que te interese